Si vive en una zona de inundación, revise su vehículo para ver si ha sido dañado

Bethesda, MD – 2 de octubre de 2018 – Niveles récord de lluvias han afectado a diversas regiones del país y las inundaciones han dañado miles de automóviles, camiones y vehículos deportivos utilitarios (SUV), por lo que el Consejo para el Cuidado del Automóvil (Car Care Council) recomienda a los propietarios que revisen sus vehículos para detectar señales de intrusión o contaminación de agua.

"Después de una inundación, el daño del agua puede, sin saberlo, causar problemas que más adelante será costoso reparar”, dijo Rich White, director ejecutivo del Car Care Council. “Además, puede ser insalubre ocupar vehículos dañados por una inundación ya que el moho y las bacterias se desarrollan en la alfombra y el sistema de ventilación".

La organización sin fines de lucro Car Care Council y la Car Care Professionals Network (CCPN), una red de profesionales de servicio automotriz, dicen que lo determinante es cuánta agua ingresó al vehículo y dónde. Conjuntamente, las dos organizaciones recomiendan los pasos siguientes con el fin de determinar si un vehículo ha sido dañado por una inundación:

  • Hacer la prueba del olfato. Con el vehículo estacionado, cierre todas las ventanas y puertas durante cinco minutos y después abra un poco una puerta y huela. El moho y los hongos tienen un olor distintivo y no toma mucho tiempo detectarlo.
  • Hacer la prueba del tacto. Tome unas toallas de papel y presiónelas contra las partes bajas de la alfombra. Las toallas de papel absorberán la humedad y revelarán si la alfombra está húmeda debajo de la superficie. Tenga presente que algunas alfombras pueden tener un grosor de varios centímetros para proteger contra el calor y el ruido. Si la toalla de papel se humedece puede significar que el agua ha ingresado al automóvil.
  • Investigar el interior. Mire debajo de los asientos y de la consola para ver si hay corrosión y óxido y también para ver si hay metal expuesto que no ha sido tratado.  Hay resortes de metal debajo de los asientos frontales que generalmente no se pintan. Si están oxidados esto es una señal de que se humedeció el interior. Observe si hay lodo y materias residuales en lugares donde no deberían estar presentes.
  • Revisar el panel de instrumentos. Coloque la llave en posición de encendido y realice una prueba de las bombillas. Asegúrese de que encienden todas las bombillas. Si hay un problema con uno de los sistemas, el retirar la bombilla de advertencia puede ocultarlo. Muchas veces, los vehículos que han sido inundados presentan desperfectos en los sistemas de antibloqueo de frenos y de bolsas de aire. Asegúrese de que la luz se enciende y luego se apaga después de probar la bombilla ya que es un indicador de que el sistema está activo y sin fallos.
  • Llevar el vehículo a un profesional. Lleve su vehículo a un técnico de servicio y reparaciones para que lo inspeccione.  Ellos pueden levantar el automóvil y mirar debajo para ver si hay lodo, palos o piedras en la suspensión. Un profesional puede revisar el aceite en el diferencial para asegurarse de que no tenga agua. Gastar unos cuantos dólares para que revisen su auto le dará tranquilidad.

El Car Care Council es la fuente de información para la campaña de educación del consumidor "Be Car Care Aware" (Manténgase informado sobre el cuidado de su automóvil) que promueve los beneficios del cuidado, mantenimiento y reparación con regularidad de los vehículos por parte de los consumidores. Para recibir información actualizada acerca del cuidado de automóviles, visite la sala de prensa en línea del Consejo en http://media.carcare.org. Si desea una copia gratuita de la popular Guía para el Cuidado del Automóvil (Car Care Guide), visite el sitio web de educación del consumidor del Consejo en www.carcare.org.

For further information: Rich White, (301) 654-6664, rich.white@autocare.org; Lynn Konsbruck, (312) 768-7362, lkonsbruck@maxmarketing.com

print email rss